jueves, 9 de junio de 2005

Suelo comer en el Vips de la Ciudad de la Imagen, lugar propicio para encuentros con gente del mundillo de la tele y de lo audiovisual. Hoy se me ha sentado al lado la que fuera directora de "Madrid Directo", Luz Aldama, quien, por lo que me he enterado hoy, se ha marchado de Telemadrid. Mientras daba cuenta de mi Ensalada Mexicana de Carnitas (novedad de la carta de ensaladas), he escuchado los tejemanejes derivados de la marcha de la responsable de un programa tan importante, las miserias y las envidias de los que se quedan, los reproches de los candidatos a sustituirla, airados y decepcionados... Y confieso que he pasado un rato de lo más entretenido, pero en ningún momento he sentido la punzada de la nostalgia, del "¿Qué hubiera pasado si...?" que podría haberme asaltado, sobre todo si eres alguien como yo, que acabó la carrera hace ya 15 años y sólo la ejerció en los meses de verano, mientras estudiaba.

No he sentido envidia. Ni frustración. Ni deseo de dar marcha atrás en el tiempo. Ni mono informativo. Nada. Sólo curiosidad. Y sí, también he sentido que ahora estoy, si no donde se suponía que tenía que estar, sí donde debo.

Porque en muchas ocasiones, el destino y las circunstancias son mucho más sabios que nosotros mismos.

0 comentarios: