lunes, 6 de marzo de 2006

Necesito unas vacaciones de mi misma.
Poder cerrar los ojos y, al abrirlos, ser otra persona.
Alguien de quien no supiera lo que va a terminar haciendo, y a pesar de ello, no ser capaz de anticiparme y evitarlo.
Alguien egoísta, capaz de superar de una vez por toda esa tendencia masoquista e insufrible de terminar siendo ser su peor aliado.

Alguien distinto, pero no demasiado.

Sólo lo suficiente.

0 comentarios: