jueves, 3 de agosto de 2006

Muchas veces me he quedado pensativa, mirando un tren hasta desaparecer desde un andén, o viendo a un coche doblar la esquina y perderse de vista, cuando era yo la que se quedaba y los otros los que se iban, y no he podido evitar la sensación de que el mundo me dejaba atrás para ir en busca de algo mejor de lo que abandonaban, yo incluida... Pero también he estado del otro lado, montada en el coche y viendo dar la espalda y seguir su vida a las personas que me decían adiós mientras yo aún las miraba hacerse pequeñitas, hasta desaparecer del todo, con la sensación de que lo realmente importante se quedaba allí, con ellos, mientras que yo al irme me estaba perdiendo la posibilidad de ser parte de algo ya consolidado por marcharme a otra parte…

Elegir no es tanto decidirse por una opción, sino descartar el resto…

0 comentarios: