miércoles, 10 de enero de 2007

Mi madre siempre ha dicho que odia que la digan que se parece a su madre.

Yo ni siquiera soporto pensar en la posibilidad de terminar pareciéndome a la mía.

Hay veces en las que me alegro infinitamente de no tener una hija.

0 comentarios: