domingo, 18 de marzo de 2007

Dicen que cuanto más mayor te haces, mejor comprendes a tus padres. Quizás porque te acercas temporalmente más a ellos... Sus motivaciones, que en su momento te desconcertaban, te sacaban de quicio, y que ahora terminas por entender e incluso perdonar. Sus errores, intolerables en un primer momento, pero finalmente lógicos. Sus debilidades, irritantes cuando las descubres, conmovedoras cuando las compartes...

Es posible.

Pero yo no sé por qué a mí me pasa todo lo contrario…

0 comentarios: