jueves, 16 de agosto de 2007

15.38 h. Restaurante Vips. La jornada intensiva tiene sus inconvenientes, como lo es comer a las tantas y pasar las dos últimas horas de la mañana con más hambre que Dios talento…

Es tan tarde que ya casi no tienes hambre, así que simplemente pides un Fundy O’Clock y una jarra de agua del grifo. Seis euros y pico, que pagas con un billete de 20 euros.

Para tu sorpresa, te devuelven 23 euros y unos cuantos céntimos.

O sea, que comerte un Fundy O’Clock regado con medio litro de agua del Canal de Isabel II no sólo se ha salido gratis, sino que te han regalado algo más de tres euros por ello. Ole. ¿O no tanto? El angelito bueno te susurra en una oreja, mientras que el demonio revoltoso te tira del pelo al lado de la otra, para que le hagas caso a él....

1) ¿Devuelves a la camarera el billete de 10 euros que te ha dado por error o te lo quedas?

2) ¿Qué hubieras hecho tú?

3) ¿Qué crees que hice yo?

Tres preguntas que demostrarán dos cosas:


a) De qué pasta están hechos mis lectores.
b) Si la gente que lee este blog me conoce ya lo suficiente para acertar qué hice yo.

1 comentarios:

José Antonio Peñas dijo...

Sospecho que hiciste lo que yo hubiera hecho.