sábado, 10 de mayo de 2008

Quizás la verdad no está en lo que somos, sino en lo que los demás son capaces de ver en nosotros. Por eso es tan horrible sentirse solo: porque cuando nadie te mira, no eres nada, no eres nadie, y terminas por desaparecer.

0 comentarios: