viernes, 13 de junio de 2008

Este año tampoco he ido a la Feria del Libro. Hace años, no dejaba pasar una, pero últimamente me da mucha pereza. Supongo que algo tiene que ver que ahora El Retiro no me pilla a un paso de casa, que tengo que chuparme, como hoy, más de una hora de atasco para entrar en Madrid capital, y que, a fin de cuentas, lo que encuentras en la Feria lo tienes en una de las varias librerías grandes que hay en el centro. Sí, en una librería no sales con el libro firmado por el autor, pero aunque alguno tengo firmado y me hace ilusión que un escritor que me gusta me firme mi ejemplar, tampoco es algo que me quite el sueño.

También hacía mucho que no entraba en una librería dispuesta a llevarme todo lo que se me antojara. Dentro de unos límites, claro, no en plan "Pretty Woman" libresca, pero... casi. Controlándome férreamente y después de dejar otros tantos libros en su sitio con todo el dolor de mi corazón.

Han vuelto a casa conmigo estos seis:

- Temporada de huracanes, de Gonzalo Calcedo Juanes
- El talento de los demás, de Alberto Olmos
- Mientras ellas duermen, de Javier Marías (Sí, Vicent, te hice caso. A ver si es cierto que el Rey de Redonda y yo nos parecemos tanto como tú dices...)
- Qué raros son los hombres, de José Ovejero
- La piel fría, de Albert Sánchez Piñol 

0 comentarios: