domingo, 20 de julio de 2008

Alguien que empezó en esto tan al principio de los tiempos blogueros como yo lo hice, allá por el 2003, cuando si le preguntabas a alguien si sabía lo que era una bitácora, lo único que se le ocurría era el cuaderno de navegación del comandante Cousteau en el Calypso, alguien así, digo, estaba abocado, irremediablemente, a caer en la tentación. Y no vencerla.

Oí hablar de BUBOK en un reportaje de Telemadrid, y supe que terminaría publicando mis relatos allí. Era demasiado fácil, yo ahora tenía bastante tiempo, y quizás era el momento de dar un paso así: después de tantos años escribiendo, necesitaba ver algún resultado que me ayudase a seguir adelante, algo concreto, palpable, con olor a papel nuevo y tinta de imprenta. Dotar de realidad a algo demasiado volátil. Y podía ser. De manera sencilla. ¿Por qué no intentarlo, y ver qué pasaba?

Así que, ya está. Tengo un libro en el mercado. Sé que no me retiraré con los beneficios de las ventas para escribir la novela de mi vida, estoy ilusionada, sí, pero soy realista, y tampoco era ésa la idea. En realidad, todo esto es, en cierto modo, una forma de cerrar un capítulo y abrir otro. Sí, creo que era el momento justo para hacer algo así.

Este es mi libro. "Lazos". A la venta, en BUBOK. Si alguien quiere comprarlo, no tiene más que pinchar aqui: 

0 comentarios: