martes, 22 de diciembre de 2009

Le marché

Una de las cosas interesantes de venir a las Galias es poder encontrar en las tiendas cosas distintas a las que se encuentran en tu lugar habitual. Cosa, por cierto cada vez más difícil, ya que las zonas comerciales españolas son un calco casi exacto de las francesas, pero aún así, los artículos que se encuentran no son los mismos. Lógicamente, hay muchos que sí lo son, y lo único que cambia es el idioma de la etiqueta, pero está claro que, por muy cerca que estemos, los usos gastronómicos no son los mismos, y eso se refleja en las estanterías y en los carros que ves pasar por tu lado.






Por ejemplo, los jamones que en estas fechas inundan los pasillos de los hipermercados, aquí son sustituidos por montañas de cajas de ostras, salmón ahumado o foie gras. Los roscones de Reyes son aquí "Gallettes de Rois", un hojaldre redondo relleno de mazapán, también con sorpresa y coronita para el que la encuentra. Y los turrones y polvorones dan el relevo al chocolate, en todas sus formas y expresiones, aunque los más típicos de estas fechas sean los "Papillottes", unos bombones envueltos en papeles dorados y plateados.

Otra cosa que en España empieza a encontrarse y que aquí abruma por la cantidad de modelos y tipos son las máquinas de pan. Un sacrilegio, lo sé, para los puristas panificadores, pero un gusto y todo un descubrimiento para los inútiles que, como yo, que nos hemos rendido a los múltiples intentos de conseguir un pan comestible amasando y horneando a la manera tradicional. Sí, una bonita nueva máquina de pan (la antigua, después de cuatro años funcionando estupendamente, dijo "Amén" y nos fundió los plomos de toda la casa, unos días antes de salir de viaje) vuelve con nosotros a Madrid. Espero sacarle tanto partido como a la vieja Moulinex... 

4 comentarios:

Aspective dijo...

Hala...
Dejo tu blog con tres kilos más hoy... ¡Que hambre!
Bueno, al menos no me ha tocado la lotería...
¡Feliz 2010!

Teresa, la de la ventana dijo...

Eso que no he puesto nada de menús navideños todavía, Aspective... Me has dado la idea, fijate... Jajajjaja... A mi tampoco me ha tocado la lotería, sencillamente porque nunca compro... Feliz año también para ti.

Mafalda dijo...

¡¡Pues no tiene que salir rico ni nada el pan con una máquina de esas!! y con lo panera que soy yo... a ver si encuentro una en España. Que por no saber, no sabía ni que existían.

Teresa, la de la ventana dijo...

Pues haberlas haylas, Mafalda. De Moulinex y de la marca del Lidl, que yo sepa. Y si eres panera... alucinarás. Pidetela para Reyes, merece la pena.