martes, 15 de diciembre de 2009

¿Qué están mirando?


Desde el viernes, las visitas a este blog no hacen más que subir. Desde que lo volví a abrir, ha tenido una media de unas cuarenta o cincuenta al día, pero en menos de una semana se ha disparado hasta superar las cien. Concretamente, ayer entraron a esta página mía doscientas cuarenta veces. Confieso que no tengo ni idea de a qué se debe este interés súbito por las cosas que cuento aquí. El viernes ni siquiera le había lavado la cara al diseño que, por cierto, tampoco ha variado tanto. No han cambiado las historias que cuento, ni el tono en el que lo hago, si acaso ahora soy algo más disciplinada y escribo algo más a menudo, pero tampoco tanto. Todo está prácticamente igual que siempre. Sin embargo, está claro que cada vez más gente le encuentra el gusto a asomarse a esta ventana.

Que conste que estoy encantada, quien diga que no escribe para que le lean, miente, y yo nunca he sido embustera... Pero no dejo de preguntarme qué está pasando... Igual que cuando miro ese cuadro de Murillo, y no puedo evitar hacer cábalas sobre qué demonios pasará ahí fuera para mantener a la chica acodada en la ventana, con esa expresión de interés divertido, y a la señora mayor intentando vencer la curiosidad y la carcajada, sin conseguirlo.

¿Alguien me lo explica? ¿Por qué últimamente mira tanta gente por mi ventana?

14 comentarios:

un desdconocido dijo...

Porque nos traes lo que somos, una metáfora neta donde la rutina de lo inesperado nunca se extingue.

Un desconocido, que sólo lo es para no ser otro conocido más, te asegura: no cerraré los ojos.

No cierres tú las contras.

Teresa, la de la ventana dijo...

Me gusta mirar, Desconocido, y aún consigo sorprenderme con lo que veo. Y espero conservar durante mucho tiempo esa capacidad mía de fijarme en cosas que para otros pasan desapercibidas.

¿Cerrar las contraventanas? Puede ser que lo haga, no sería la primera vez, pero siempre vuelvo a subir la persiana.

otro dijo...

porqué sos linda... y terriblemente vanidosa

Gonzalo dijo...

Podrían ser cientos de razones, a cual más poética, más bella, más metafísica..., pero fijo que es algo mas banal. Habrás escrito alguna palabra pelín "rarita" de esas que cuando la detecta el google te entran 10.000 visitas en un mes.

Lamento ser tan prosaico, en mi próxima reencarnación lo enmendaré, palabrita.

Teresa, la de la ventana dijo...

No lo creo, Otro... Jajajaja... ni una cosa, ni la otra...

Pues no se me ocurre qué puede ser, Gonzalo... No he hablado de la Pataki, que yo recuerde...

audaciosus dijo...

míralo por el lado positivo -no es que éste sea negatino, pero ¿has vendido algún libro? :))

Aspective dijo...

Bueno, yo soy uno de esos recientemente llegados. Y no hay razones. Llegué un día por accidente, ví, me gustó y me quedé.

Siempre con el permiso de la dueña, claro...

Teresa, la de la ventana dijo...

Ni uno, Audaciosus... jajajjaja... y que conste que también lo he mirado...

Por supuesto, Aspective. Como he dicho, a mi me encanta que me lean. ¿Será, como ha dicho el Otro, que soy una vanidosa?

audaciosus dijo...

te pierde la fama querida :))

Teresa, la de la ventana dijo...

Va a ser eso, Audaciosus...

Juliet dijo...

Como todo lo que nos ocurre hace más o menos un año y medio, será culpa de la CRISIS: Como no hay exceso de curro, estamos todos delante del ordenador calentando la silla, y haciendo ver que trabajamos… Y venga, de blog en blog! (Agradecería, por cierto, que los bloggeros hicierais los blogs de colores menos chillones, que si no, canta mucho!!)

Teresa, la de la ventana dijo...

¿Miráis blogs desde el trabajo, Juliet? ¿Y os dejan? Vaya, vaya... así no me extraña que haya crisis... jajajjaa...

En cuanto a lo de chillón... ¿lo dices por mí? Yo creo que el azul es bastante discreto como color...

Reyes Uve dijo...

Pues nada , a aprovechar el gentío para lucirte como tú sabes.
Y vanidosos somos todos los que escribimos.
Aunque no sea una vanidad dañina, puesto que acabas poniendo tus esfuerzos al servicio de los demás.
....
Por cierto, cómo se coloca un contador discretito ?
En ?
En ?
jeje.
Un beso, guapa.
Firmado,
Reyena Grandes

Teresa, la de la ventana dijo...

Jajjaja... gentío, dice la Reyes...

Tal y como a mí me parecía, todo esto debe haber sido un fenómeno extraño, una cosa rara, porque hoy la cosa vuelve a la normalidad. Alguna visita más que tiempo atrás, pero nada disparatado como estos últimos días.