jueves, 14 de enero de 2010

Santa Lucía, o kiero kedar ya!

Creo que por primera vez en mi vida, en el coche, en Kiss FM, he escuchado con atención la letra de esta canción, y no en la voz de Miguel Ríos. Si esta vez me he parado a escuchar lo que decía, cuando es una canción que llevo oyendo desde hace años, ha sido porque me ha chocado oirla en versión de M-Clan, estupenda, por cierto. Y no he podido evitar recordar los posts que la gente del Bloggercedario han estado dedicando al amor virtual. Porque esta canción, adelantándose a la tecnología, a los chats y a las redes sociales, cuenta precisamente eso. Cómo el chaval le pide a la chica la posibilidad de quedar. De una kedada, realmente. Verse en persona, después de mucho tiempo de conocerse sin "conocerse". Porque han llegado hasta el teléfono,  y sí, está genial, pero él, evidentemente, quiere más...

18 comentarios:

Plumalba dijo...

Todos queremos más.

Aspective dijo...

Siempre son relaciones complicadas, diferentes, incluso raras pues su origen y evolución es totalmente distinto al que solemos conocer.
Estas relaciones se alimentan de frustraciones que ellas mismas suelen producir en lugar de las ilusiones de las relaciones tradicionales.

Me ha gustado la versión Y también he escuchado aquí la letra por primera vez.
Gracias

Gonzalo dijo...

Preciosa la canción y muy buena versión de los murcianos de M-Clan, uno de mis grupos favoritos de entre los de hoy en dia.

Sinceramente creo que este tipo de relaciones se han convertido ya en tradicionales, quizá no para gente de nuestra edad, pero para los adolescentes y gente de menos de 25 años las relaciones por internet o redes sociales son tan naturales como lavarte los dientes.

Como anillo al dedo, sí...

audaciosus dijo...

¡qué bien que estés mejor!¿eliges tú el icono o te lo pone la máquina directamente? ¿tecnología al servicio de los sentimientos? ¿te apete algún plato en especial para comer o cenar?

Teresa, la de la ventana dijo...

Sí él se pone tan insistente, es porque ella no parece estar por la labor, Pedro...

Bueno, Aspective, todas las relaciones tienen su punto de complicación, y el medio las condiciona, claro está, pero no creo que mucho más que otras circunstancias añadidas.

Es cierto, Gonzalo, cada vez está más extendida esa vía de encuentro entre la gente. Igual que hace unos años era todo un clásico ligar en las discotecas.

No, Audaciosus, mi humor lo elijo yo. No creo que haya ordenadores que noten si estas contenta o de mala hostia... vamos, yo no los conozco, jajajjaa...

audaciosus dijo...

sí, es lo que imaginaba, aunque no te pienses porque microsoft con un hábil cuestionario es capaz de cualquier cosa ;) pero entonces hay una cosa que no entiendo: si el humor lo eliges tú cada día ¿por qué no eliges siempre better o sexy -así te sentías el primer día que entré en tu blog- o similaridades? en lugar de ill o bored ... puestos a elegir -son tus palabras- el humor ¿no? insisto en lo de la playa aunque sólo sea mentalmente y por unos días, bss

Teresa, la de la ventana dijo...

Porque lo que dice el imood es cómo me siento, no cómo me gustaría sentirme, Audaciosus. Y ahora estoy en época de vacas flacas... Ya llegarán mejores tiempos, espero, y lo de la playa no será sólo mental.

audaciosus dijo...

bah! querer es poder, háztelo!!

Teresa, la de la ventana dijo...

Y un cuerno. A veces querer es sólo darse de bruces con una realidad más poderosa que cualquier deseo. Y yo, querido Audaciosus, soy voluntariosa, pero no me rompo la cabeza contra paredes que sé que nunca derribaré.

audaciosus dijo...

opss!! para nada camarada, si te das de ¿bruces? ¡qué refinada! morros con cualquier cosa, incluída esa realidad que te maltrae, querida teresa, es sólo porque quizá vas demasiado de frente .... mira a ver por los lados o pasando de refilón; la vaina no es ganar, es vivir :)

Teresa, la de la ventana dijo...

Hay realidades que no se pueden rodear, Audaciosus. Que invaden tu vida y la cambian. Y la cuestión de ganar o perder queda en segundo plano.

audaciosus dijo...

no

micocina dijo...

siempre nos quedará parís, teresa.

Gonzalo dijo...

O Les Poulains...

WW dijo...

O Texas.

Mylan dijo...

Claro, o Los Chorretites de abajo (Albacete)... No sé, chica, más vale ser valiente y asumir que no hay nada qué hacer antes que romperse la cabeza contra nada, ni mucho menos aferrarse a pasados románticos en París, familiares en Les Poulains o problemáticos en Houston. Dicho así parece fácil, pero esta realidad chunga de hoy también será pasado, algún día. Quizás no podrás olvidarla, pero seguro que podrás recordarla sin que te impida seguir viviendo, sin que te haga mierda.

¡Ánimo!

Teresa, la de la ventana dijo...

Hace tiempo que asumí muchas cosas, Mylan, y sé de sobra que nada es para siempre, ni lo mejor ni lo peor. Pero esas certezas no hacen más fácil el ver cómo todo tu mundo se hace trizas poco a poco, mientras tú eres incapaz de evitarlo. Y también sé que hay que seguir adelante, y que podemos soportar más de lo que imaginamos. La teoría la tengo sabida, pero la práctica... no es tan fácil.

sue dijo...

A mi me gusta más la versión original, la de Miguel, pero vaya, siempre es bueno escuchar buenas canciones, aunque las canten otros.
El amor virtual deja de serlo cuando las personas se sientan frente a frente y puede ser potenciarlo o matarlo.
Eso ya depende.