sábado, 4 de septiembre de 2010

Cocinando con Madame La Fenêtre


Mi blog de cocina está tan moribundo que no me quedan más que dos alternativas: hacerle la eutanasia y eliminarlo, o reanimarlo, resucitarlo de alguna manera y que siga vivo. Y mira tú por donde que, inesperadamente, por culpa de un comentario en un blog amigo, el de Gonzalo Viveiro, ha surgido la posibilidad de dar un uso útil a lo que venía siendo una vergüenza de bitácora culinaria que, más de una vez, he estado a punto de eliminar del mapa. Así que, aprovechando que tengo tiempo y ganas de echar una mano a algunas personas, voy a usar este espacio para echar un cable a los que sudan la gota gorda pensando qué van a preparar para comer. A los que están demasiado ocupados, pero quieren seguir comiendo, si no tan bien como en casa de mamá, disfrutando de la comida sin que la preparación o la compra les quite las ganas de comer o les despierte las de llamar a Telepizza demasiados días. Con ideas, consejos e incluso recetas de cosas que a mí me funcionan y quizás puedan servirles también a ellos. Porque comer es un placer, pero también puede convertirse en un suplicio que nos haga rezar para que saquen de una vez las píldoras de cocido o los comprimidos de pollo en pepitoria. Así que, a petición popular (cinco personas, todo sea dicho...), queda inaugurada una nueva etiqueta en Chez Thèrése: "Cocinando con Madame La Fenêtre".

Mañana, el primer post.

26 comentarios:

Incara dijo...

Gracias desde la quinta parte de la petición popular, jejejej

Amanita Faloides dijo...

¡¡BIEEEEEENNNN!! Y gracias anticipadas. Me paso por Chéz Thérese. Como ves no es tan difícil hacer feliz al entorno, y al fin y al cabo, eso es lo difícil...

Anniehall dijo...

Oh, mil gracias madame. Je t'adore (espero que esto sea así porque mi francés sí que está moribundo y no tu blog de cocina).

ND se ha estado paseando por la cocina de teresa y ha descubierto ya una receta de cookies que vamos a llevar a la práctica. Me ha encantado la idea de las cookie jars, por cierto.

Teresa, la de la ventana dijo...

Mmmm... ¿Así que crees que os terminaré conquistando por el estómago, Amanita?

Lo de las "Cookie Jars" es una idea genial para regalar, Annie. De cara a Navidad, te la recomiendo. Es un regalo que siempre sorprende y gusta casi al 100%, salvo diabéticos o celíacos, claro...

NáN dijo...

Anda, yo ni siquiera sabía que existía ese blog. Si no he entendido mal, lo reintroduces aquí. ¡Bien hecho! Espero muestras.

Vicent dijo...

Eso, recetas y muchas muchas fotos para que lo veamos mas clarito todo...

Teresa, la de la ventana dijo...

Nada de fotos, Vicent. Blogs de cocina con maravillosas fotos y paso a paso de recetas hay montones. La gente que venga a Chez Thérèse buscará otra cosa: ideas de menús, consejos, y también recetas. Pero seguro que son lo bastante espabilados y mis explicaciones suficientemente claras como para no necesitar fotos. ¿Necesitó fotos Simone Ortega en sus "1080 recetas de cocina?No. Ea. Pues yo tampoco.

Teresa, la de la ventana dijo...

No, no, NáN. A partir de mañana, tendrás que entrar directamente allí (www.cheztherese.blogspot.com), el de hoy era sólo un post doble informativo.

Anniehall dijo...

Oh, vaya ya me tenías conquistada antes pero si de verdad eres como Simone tendré que poner una foto tuya por casa o algo. Bueno, a lo mejor no te mereces el dudoso honor de compartir aparador con Vlad.

NáN dijo...

Vale, ya sé dónde. Pero por lo que dices es... ¿cocina conceptual? ¿Das una idea y así nos las compongamos?

Pero qué cagaprisas soy, ¿no? ¿Por qué no espero a ver lo que hay?

Teresa, la de la ventana dijo...

Jajajja, Annie. Simone Ortega son palabras mayores, pero sí, el tema de las fotos en el blog ha sido en parte importante la razón de que ande tan apagado, me da muchísima pereza hacerlas y termino por no poner nada. Pero mira, si ella pudo ir por la vida sin fotos de sus platos, yo también puedo intentarlo. Podré soportar la inmensa tristeza de no compartir aparador con Vlad, tranqui...

¿Cocina qué? A ver, NáN, no pongas el listón tan alto, o te llevarás un chasco. Yo voy a decirte "El lunes, lentejas a medio día, y tortilla de patatas con pimientos verdes fritos por la noche". Si no sabes hacer las lentejas, me pides la receta, y yo la pongo al día siguiente. Si te da pereza hacer la lista para bajar a la compra, lo dices, y te la hago yo. ¿Cómo se llama eso? Pues ni idea.

NáN dijo...

Soy un maestro de la tortilla de patatas. De joven, con fuerza en el brazo, hasta la volteaba lanzándola al aire... Como Hijo no puede tomar almidón, cuando viene el sábado o el domingo puedo hacerla de espinacas, o de corazones de alcachofa o, la mejor, de calabacines y cebolla.

No sabe usted con quién está hablando. Que me fui de casa con 18 años, señora Cheffa.

Pero seguro seguro seguro que me va a venir de rechupete, aunque no sea un torpón novicio.

Elvira dijo...

¡Qué buena idea, Teresa! A mí me sirven pocas recetas porque hay unos cuantos ingredientes muy habituales que me sientan mal (por ejemplo: ajo, cebolla, pimiento, manteca o mantequilla), pero seguro que aprovecharé algunas ideas.

Teresa, la de la ventana dijo...

Precisamente, NáN, no presumo de cheffa, mis recetas son sencillas, hechas en poco tiempo o capaces de permitirte hacer otra cosa mientras lo dejas al fuego o al horno. No es cocina para torpes, ojito, ni todo lo contrario. Es para gente del montón, que sabe y tiene que guisar, pero que encuentra más pesado pensar qué hacer que hacerlo.

Teresa, la de la ventana dijo...

No hay problema, Elvira. Todas las recetas se pueden adaptar a nuestros gustos o necesidades.

Vicent dijo...

Con la ilusión que me hacían a mi la fotos..., en fin, nos conformaremos sin ellas.

Va a ir en formato excell? :.)

Soy malo, lo se.

Teresa, la de la ventana dijo...

Malísimo, Vicent... Pero el de los excell es el marido de Molinos.

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Fénomeno...¿admites peticiones populares?. Paso al otro y pido...

el chico de la consuelo dijo...

Claro que proponer poner en el excel mi maravilloso menu: fabada litoral, pollo del bonarea, natillas danone y pastiillita nexpreso de las negras...queda fatal en estte club gourmet ¿no?

Teresa, la de la ventana dijo...

Claro, Gonzalo, ¿cómo no, si precisamente tú eres el que ha promovido todo ésto?

Chico, todo es bienvenido en este club gourmet. Si te fijas, no hay platos con hidrógeno ni cosas de esas. Mañana tocan lentejas, pero pueden ser perfectamente de Litoral, o de las congeladas de La Sirena. A gusto (y responsabilidad con su colesterol) del consumidor.

molinos dijo...

Uy que bien...yo vuelvo a mi rutina y a mis excel de menus mensuales...estoy en éxtasis con el plan....

Diva Gando dijo...

Detallazo, detallazo, sí señor... mil gracias.

Muy bueno el nombre, ja, ja, ahora caigo, ja, ja...

NáN dijo...

Litoral es sublime.

pilar dijo...

Soy una lectora en la sombra, pero hoy salgo al sol para darte las gracias. No me entusiasma cocinar, pero pensar ya se supera.

Teresa, la de la ventana dijo...

Gracias a vosotros, Diva. Me sirve de entretenimiento, y si encima os ayudo... miel sobre hojuelas.

¿Puedes creer, NáN, que nunca he comido una fabada Litoral?

Pues nada, Pilar, bienvenida. Espero que te sirvan para ahorrarte la parte peor de la cocina para ti.

NáN dijo...

Mi hijo y yo, cuando él vivía en casa, cuando Lola andaba fuera los domingos, a pesar de ser tan ecologistas, lo teníamos declarados como el Día de la Industria Agroalimentaria. A saber, fabada o cocido litoral, mordiendo media cebolla por barba, más calamares fritos Pescanova. Así fuera el 5 de agosto. Así no teníamos que cocinar, como el resto de la semana, y de aperitivo nos tomábamos dos pintas de Guiness.

Despues, siesta, paseo de dos horas y discusión.