domingo, 17 de octubre de 2010

Gracias

Este es un post de agradecimiento. A todos. A cada palabra dulce que me habéis hecho llegar en estos días tan turbulentos y duros. A cada abrazo dado con el corazón, cuando la cabeza no sabía qué decir. A cada comentario difícil de escribir, pero lleno de cariño. A cada minuto de vuestro tiempo que habéis robado a vuestros propios problemas para dedicárselos a los míos. 

Todo esto estaría siendo bastante más difícil si no tuviera esta ventana desde la que veo y me ven. Desde la que me dejo ver y os veo. Desde la que puedo pensar en voz alta, o hacerme preguntas sin respuesta. Esta ventana deja que la vida, la de ahí fuera, la vuestra, entre hasta aquí. Y oxigene un poco la mía, porque permite que por ella entre gente buena a la que le importo lo suficiente como para preocuparse por mí cuando las cosas no me van bien. Y desde la dificultad de la distancia y los universos paralelos que son la blogocosa y la vida en 3D, condenados a marchar uno al lado del otro, pero difícilmente a encontrarse, consiguen un pequeño milagro cotidiano, increíblemente valioso. Gracias a vosotros, a los que me leéis, me siento acompañada. Arropada. Querida.

Gracias.

A todos. (*)

(*) (Anniehall, El Niño Desgraciaito, El Chico de la Consuelo, Di, Diva, Molinos, Gonzalo Viveiró, Amanita, Peque, La Doctora Anchoa, Cazurro, Nán, Portorosa, Condeduque, Jesús Miramón, Elvira, Alegría, Coro, Fàtima T., José Antonio Peñas, Mayte, RojoDos, PedroLuch... y a todos los que os habéis pasado en algún momento por la ventana en la última semana, aunque no hayáis dicho nada...)

24 comentarios:

Alegría. dijo...

¡Ojalá todo fuera más fácil! ¡Ojalá sirvieran las palabras! ¡Ojalá fuera suficiente con pesar "en positivo"! ¡Ojalá la esperanza no acabara nunca! ¡Ojalá fuera un mal sueño! ¡Ojalá te hubiera "conocido" en otra situación! ¡Ojalá todo pase y lo que venga sea bueno! ¡Ojalá que podamos ayudarte y sacarte, si acaso unos instantes, de la lluvia! ¡Ojalá pudiéramos acompañarte en el paseo andando a comprar el periódico o la carrera diaria! ¡Ojalá no nos "necesitaras"!
Gracias por tu generosidad en momentos delicados. Gracias por incluírme.
Un beso.

molinos dijo...

Ya me gustaría poder hacer más...ya sabes donde estoy.

Por cierto..¿qué tal las anchoas?

Besos

Di Vagando dijo...

Teresa, cuando escribrí mi tontería de divague "Semanus horribilis" me acordaba de tí, cuanod puse lo de "esto no son problemas de Verdad, con mayúsculas" (pero aún asi tengo ganas de gritar), me acordaba, entre otr@s, de tí.

Como Molinos, ya sabes donde estoy... un poco lejos, pero igual algún día un finde por Londinium te hace bien. Te llevaría, no sé, a la casa de Keats, por ejemplo.

Cerca de ella vuelan y driblan y se retuercen de risa casi siempre un montón de cometas.

Abrazo.

Mayte dijo...

Sólo queremos que te sientas arropada, con el mismo gesto inútil (quizás) pero lleno de cariño, con el que una madre sube la sábana y el edredón de la cama de su hijo, para taparlo mejor. Con ese gesto no conseguirá que duerma mejor, ni que tenga un sueño reparador, ni le evitará las pesadillas...sólo logrará que tenga un poco más de calor o, dicho de otra forma, que note un poco menos el frío...Me alegra saber que nuestro calor te llega, aunque a veces no sepamos qué decirte y optemos por no dejar ningún comentario. Incluso ese comentario ausente es un "Estoy contigo". Un beso, Teresa, y felicidades, con retraso.

Teresa, la de la ventana dijo...

Ojalá, Alegría. Pero esto es lo que hay, y os lo agradezco infinito.

Molinos, las anchoas... indescriptibles. Mil gracias.

Ays, Di. Cuando leí tu divague supe perfectamente que aquello iba por mí. No echo en saco roto lo de Londinium, fui hace muchos años y te aseguro que sería genial repetir teniéndote a ti allí. Algún día me enseñarás la casa de Keats. Y nos acordaremos de tu semana horribilis mirando las superbaldosas de tu suelo...

Siempre he dicho que este es un medio de todo menos frío, Mayte, y lo mantengo. Felicidades para ti también.

molinos dijo...

Me alegro de que os hayan gustado...cuando quieras más ya sabes. Consideralas un regalo por tu santo que fue el viernes...acabo de acodarme.

NáN dijo...

Bonita foto, muy descriptiva.

Flor de té dijo...

Yo soy 'nueva' te leo, pero no sé qué decirte, en cierta manera te veo muy bien arropada, muy querida, muy mimada.. Pero alguien tiene que hablar por todos esos que leemos y callamos....
No encuentro las palabras que te puedan ayudar, pero entiendo perfectamente lo que es 'no poder hacer esas cosas normales que habíamos planeado', ojalá entonces, como ahora, yo hubiera tenido un blog.
Un beso de corazón.-

El niño desgraciaíto dijo...

Estos lazos de los que hablas son muy curiosos. Son fuertes. En estos blogs surge la amistad creo que más deprisa que en el mundo 3D.

No tienes por qué dar las gracias. Las gracias te las tenemos que dar a ti. A mí me haces mucho bien, aunque desearía que no tuvieras ningún problema, el hecho de afrontarlos de esta manera ayuda a otras personas.

Gracias.

Teresa, la de la ventana dijo...

Gracias, Moli. Me encantan los regalos comestibles. ¡Ñam!

Bueno, Flor de Té, en ese caso gracias por manifestarte. Y bienvenida.

Así es, Niño. Son lazos que pueden llegar a ser muy fuertes, muy reconfortantes. Y muy, muy reales. Me alegra saber que esto es un camino de ida y vuelta.

Peque dijo...

A nosotros también nos reconforta saber que ponemos nuestro granito, pero tú también lo pones en nuestras vidas. Abrazos

José Antonio Peñas dijo...

¿Anchoas? ¿Y no avisáis para una jornada de tapers abiertos?

Anniehall dijo...

No hay por qué darlas, Teresa. Un abrazo de lunes, o sea, somnoliento.

Doctora Anchoa dijo...

No hay nada que agradecer. Si alguna vez consigo que se te escape una sonrisa, aunque sea pequeña, es más que suficiente. Cuídate mucho.

Elvira dijo...

Es que si no estamos en estos momentos... Un abrazo

Teresa, la de la ventana dijo...

Otro abrazo para ti, Peque.

¿No has oído hablar de las anchoas de Casa Santoña en donde Molinos, Peñas?

Que tengas un buen lunes, Annie...

Claro que sí que lo hay, Doctora. Aunque no os deis cuenta.

Gracias, Elvira.

Peque dijo...

Pasaba por aquí, a dejarte un saludito. Me voy a hacer la compre. Besitos.

Tochi dijo...

Me contó Annie lo vuestro (a raiz de aquel plan secreto) y entré en el blog... siempre que alguien me cuenta algo malo, intento ponerme en su situación, y pensar qué es lo que sentiría yo, qué necesitaría oir, no soltar una frase vacía... soy incapaz. Así que, si es cierto que te consuela aalgo saber que hay gente que se preocupa por lo que os pasa, suma uno más.

Teresa, la de la ventana dijo...

Gracias, Peque.

Bienvenida, Tochi.

el chico de la consuelo dijo...

Desde mañilandia un beso baturro.
Anchoas se me nubla la mirada solo de pensarlo.
¿Tochi te has puesto muñeco, no te habrás hecho un blog clandestino sin avisar? Teresa echale la bronca.

Teresa, la de la ventana dijo...

Haz un pedido, Chico, tienen página web y tienda online(http://www.casasantona.com).

En cuanto a Tochi, creo que sólo se ha abierto un perfil para comentar cómodamente. Pero si no hace caso a Anijol en lo de abrirse un blog de una vez, a mí menos...

el chico de la consuelo dijo...

Gracias Teresa por el enlace...a ver si me montan pronto alguna reunión inutil en madrid y me sirve de excusa.
¿Te habrás dado cuenta de que Mo a promocionado a los santoñas porque tiene la fabrica al lado de su casita solariega?
Hala Tochi no seas dura con tus seguidores...tu blog sera al de los anijoles como Aida a siete vidas y luego el exito te inundará y todos identificaremos a los anijoles como los amigos de tochi.
Bueno Teresa me tomo la libertad de hacer un poco el payaso en tu blog

el chico de la consuelo dijo...

donde pone "a" entiendase "ha"

coro dijo...

A mi me sigue resultando sorprendente que se creen lazos de este modo pero la realidad es obstinada y me los trae en bandeja a modo de levantarme y pensar en tí, cómo estará hoy Teresa. Uno se siente mejor sabiendo que está en compañía, qué más da desde dónde, no arregla nada pero reconforta, tú también a los demás.
Y por cierto, esas anchoas, que rulen.