lunes, 8 de noviembre de 2010

Elocuencia


Cada día estoy más convencida de que las personas se definen mucho más por lo que callan que por lo que dicen.

19 comentarios:

Alegría. dijo...

Yo también.

Anniehall dijo...

Yo creo que dicen más por cómo lo dicen que por lo que dicen pero no por lo que callan.

Alegría. dijo...

... a veces, no preguntar, es decir mucho...
...a veces, asentir brevemente, a un pensamiento denso, también,
... a veces, están más cerca los que casi no dicen nada,
... porque posiblemente piensen, que hay poco que comentar,
poco que decir para ayudar...
Hay veces que una mirada, un breve silencio, cuenta más y es más veraz, que muchas personas diciendo, lo que se supone que queremos oír...
No sé...

Teresa, la de la ventana dijo...

El cómo también es muy significativo, Annie, es cierto.

Sí, Alegría, la palabra está sobrevalorada.

El niño desgraciaíto dijo...

Por supuesto. Cualquier forma de definirse es sesgada porque cuentas lo que quieres contar o lo que percibes de ti mismo, que no tiene porque ser lo más interesante ni lo mejor. De hecho, normalmente lo que callas es lo importante.

Definirse (lo he intentando) es una tarea que sabes que no vas a poder completar. Tan importante es lo que se dice como lo que se calla, creo. A lo mejor es cierto que es más importante lo que se calla o ño que se dice sin querer...

Peque dijo...

Hechos son amores.
Un abrazo.

Doctora Anchoa dijo...

No sabría decirte; si lo llevas al extremo al que no habla nunca no lo conoces jamás

Anónimo dijo...

De ahí esa frase que muchas veces decimos: "vale más por lo que calla que por lo que dice".

Speedygirl dijo...

Pues yo sí que creo que lo que callas te define muchísimo, porque lo consideras tan importante que no puedes/crees conveniente/ te apetece/ compartirlo. Ahora, también piendo que los silencios definen más a las personas habladoras que a las parcas en palabras...

Miguel Baquero dijo...

No tengo nada que decir a esto

coro dijo...

Silencios elocuentes, es verdad. Dicen más que las palabras muchas veces.

Peque dijo...

Besos.

Mayte dijo...

A mi me cansa tanto la gente que habla sin parar (aquellos que no tienen medida y que no acaban nunca) como los que callan tanto que nunca sabes lo que opinan sobre nada. Pero sobretodo los primeros son los que acaban con mi paciencia : igual que los impuntuales disponen de tu tiempo a su antojo

Fàtima T. dijo...

Pues no sabría qué decirte, Teresa.
Se puede callar por tantas razones...
El lenguaje no verbal nos ayudará a entender por qué alguien opta por callar, si es por discreción, por falta de ideas, por decoro, por prudencia, por no saber de qué se habla, por no escuchar, por escuchar demasiado, por timidez, por desinterés, por ser poco hablador...
En general, prefiero a las personas reposadas y que hablan poco. Los demasiado habladores, me cansan, llega un momento en que no puedo seguirles.
Besos.

Peque dijo...

Buenos días, he pasado a verte, y sigo a régimen, sin recetas ricas. Besos.

Anónimo dijo...

soy un anónimo por analfabetismo cibernauta o porque prefiero callar mi nombre que no es otro que Manolo. Pero quisiera sin rodeos expresar respecto del axioma paradigmático que en concreto propones, mi opinión al respecto, para que no te queden dudas de lo que no, sin suspicacias, pudiera estar pensando en estos momentos..."Ok". (lo bueno si breve...)

miedoslibres dijo...

Trago saliva al recurrir al diccionario:

Definition of WRETCHED
1: deeply afflicted, dejected, or distressed in body or mind
2: extremely or deplorably bad or distressing

Un abrazo, Teresa.

Fàtima T. dijo...

No había caído en la cuenta del emoticono.

Recibe un fuerte abrazo, Teresa, de mi parte.

Anniehall dijo...

Doble abrazo desde el Blasco, Teresa.

Y dos besos enormes.