miércoles, 15 de diciembre de 2010

Encontrando mi sitio


Se me hace muy raro tener todo mi tiempo en mis manos. Y poder usarlo. Exclusivamente para mí. Los dos últimos años, metida en un paréntesis en el que lo importante no era yo, me han pasado factura, y ahora no puedo evitar una cierta sensación de culpabilidad idiota, de estar haciendo algo malo o inadecuado, por ejemplo cuando me voy a dar un paseo o si salgo a comprar los regalos de Navidad y voy sin prisa ninguna, pudiendo volver o no a la hora que quiera. Supongo que es algo así como una especie de agorafobia después de mucho tiempo recluida en un espacio muy pequeño, un cierto pánico a la inmensidad de lo que ahora se abre frente a mí. Y que sólo es cuestión de tiempo y de volver a acostumbrarme, como me terminé por hacer a lo contrario. Porque tampoco ahora tengo opción. Es lo que toca.


20 comentarios:

Jesús Miramón dijo...

Eres muy inteligente, Teresa, y muestras una madurez y una serenidad que, de algún modo, a mí, a mí que estoy lejos, que no te conozco, que no he vivido tu experiencia, a mí, digo, me inspira, me hace mejor, me enseña. Muchísimas gracias.

Reyes dijo...

Uff
tía, eres la leche.
...
Sinceramente .
Así es mejor .
Te quiere ,
(Reyes)

el chico de la consuelo dijo...

Se abren las ventanas, se corren los visillos y la luz yere de golpe los ojos. Luego, vas viendo poco a poco colores y es normal que te duela. Sin prisa.

Peque dijo...

A todos los cambios hay que acostumbrarse poco a poco, no es de un día para otro. Mucho ánimo.

Diva Gando dijo...

Es normal Teresa y también que hagas muchas cosas mecánicamente sin pensar, como las hacías antes, yendo a la habitación o a la cocina o abriendo un armario o lo que sea... Todo tiene su tempo.

Piensoq ue además te vendrá un bajón a nivel físico después de estar dos años en "tensión", así que cuídate mucho. Intenta teneer alguna actividad programada de manera sistemática.

Besos.

coro dijo...

Efectivamente, no tienes prisa. Un abrazo fuerte

Portorosa dijo...

Esa culpabilidad es muy frecuente y muy dañina.

Llegamos a creer que permitirnos pensar en otra cosa (incluso aunque no olvidemos nunca lo que nos duele), y sobre todo lograr tener un buen momento, son traiciones. Como si cualquier cosa que no sea lamentarnos fuese quererlos menos.

Cuando en realidad, nada le gustaría más a quien nos ha querido que, teniéndolo presente, habiéndolo hecho parte de nuestra vida, fuésemos capaces de estar bien.

Un beso, y mucho ánimo, Teresa.

Teresa, la de la ventana dijo...

No, Porto, no me siento mal por pensar en otras cosas o salir, en absoluto. Me siento rara porque estoy viviendo cosas nuevas, muy distintas a todo lo anterior, y por muy buena que sea adaptándome a las cosas, tengo que ir haciéndome a las novedades y asumir que lo de atrás ya no volverá a ser nunca más. Y también sé que él se sentiría orgulloso de ver cómo estoy llevando todo, precisamente porque estoy siguiendo exactamente sus instrucciones al respecto.

No sé si es madurez o simplemente, Jesús, que tuve un buen maestro. Y muchas conversaciones sobre esto de ahora con él.

Y sí, sé que es cuestión de tiempo; lo último que tengo es prisa.

Elvira dijo...

Estoy de acuerdo con Jesús. Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

¡Qué alegría, Teresa, que vuelvas a abrir la ventana y asomarte a la calle!

Un abrazo.

Speedygirl dijo...

AUPA!!!!!!!!!

Doctora Anchoa dijo...

Poco a poco, Teresa. Al final nos acostumbramos a lo más insospechado.

Jesús Miramón dijo...

En estos días también me acuerdo de ti, Teresa, aunque no sepa muy bien cómo decírtelo. Un abrazo.

Portorosa dijo...

Teresa, hoy, que es un día especial y especialmente emotivo, ojalá estés bien.
Un beso con todo mi cariño.

Anónimo dijo...

Feliz Navidad, Teresa.

Dejavu

Mayte dijo...

Feliz Navidad, tocaya. Un beso desde Barcelona.

el chico de la consuelo dijo...

abrazuchos navideños.
te dejo un boli bic en el alfeizar de tu ventana para que vuelvas a escribir cuando tengas ganas. Como el boli es de los de cuatro colores puedes escribir en el color que quieras.

NáN dijo...

Un abrazo muy grande.

Anónimo dijo...

Zorionak Teresa, Zorionak.

miedoslibres dijo...

Felices fiestas, Teresa.

Un abrazo et un sourire.

Pedro Lluch