martes, 1 de marzo de 2011

Se hace camino al andar, o eso dicen (VII)


(Continuación del Decálogo del Caminante, de Manuel Pimentel)

Séptimo: Los demás caminantes reconocen en ti al personaje que tú proyectas. Eres lo que haces, y no como piensas que eres. Raymond Carver escribió que "Tú no eres tu personaje, pero tu personaje sí eres tú". El personaje que los demás ven, es más real que la persona que tú te consideras en tu interior. Presta atención a lo que en verdad haces, y no te autojustifiques con la excusa de lo que piensas que eres.

Siempre he estado de acuerdo con lo de "Obras son amores y no buenas razones". Es cierto que nuestros actos nos definen mejor que nada de lo que digamos o pensemos. Pero ¿somos como nos ven o como creemos que somos? ¿Lo que ven es lo que somos, o lo que queremos que vean? ¿Alguien sabe realmente cómo es? ¿Se es de una manera de cara a los demás, pero de otra cuando estamos solos?  

3 comentarios:

Babunita dijo...

A la última pregunta de este post, ¡¡¡por supuesto!!! De eso trata ser SER humano. Ser perro es totalmente lo contrario...

Y, hablando de perros, dejémonos de divagaciones filosófica y cuéntenos como está Lea, háganos un reportaje gráfico de sus primeros días en casa ¡¡nos tiene en un sin vivir!!

Gonzalo dijo...

Yo creo que podemos ser de mil maneras diferentes, de tantas como personas nos observen, porque cada una que nos mire lo hará tambien desde su perspectiva particular y eso convierte practicamente en imposible que los demas te vean de una manera concreta.

José Antonio Peñas dijo...

Creo que todos tenemos una imagen personal que difiere de la que ofrecemos al mundo, pero no creo que ninguna de las dos tenga por qué ser falsa. Conozco gente que no son quienes ellos creen ser por dentro, y gente cuya máscara social es tan real como la privada.