jueves, 24 de marzo de 2011

Thelma y Louise se van a Cannes


No sé si fue porque ayer hacía un día gris y triste, de ésos que invitan al recogimiento y a la reflexión, al té caliente y a un buen libro, pero el caso es que a mí me dio por lo contrario: me puse a pensar en el verano, en el buen tiempo y en las vacaciones. Este invierno se me ha hecho muy largo, y la verdad es que tengo ganas de sol y mangas cortas, de salir y pasear, de coger el coche y no parar. Tengo ganas de hacer cosas, de hacer planes, y ayer, entre sorbo y sorbo de té de vainilla, empecé a dibujar los primeros proyectos de viajes y vacaciones con auténtica ilusión y ganas en mucho tiempo. Hoy el día ha amanecido igual de feo, y yo he seguido dándole vueltas a la cabeza hasta que he visto la luz. ¡Me voy al festival de Cannes! Para mí sorpresa (y mi alegría) he encontrado en mi madre, la persona más poco viajera que conozco (¿o conocía?) una compañera de aventuras, lo cual me anima y facilita bastante las cosas. Aparte de Lea, por supuesto. Ir este año al festival de cine de Cannes es mucho más que unos días de películas y vacaciones, es un reto personal. No pensé que me sintiera capaz de volver a Cannes este año, pero quiero hacerlo. Sorprendentemente, me apetece, tengo ganas de volver a vivir el ambiente festivalero, y lo que es más importante, no quiero crear un mapa de sitios prohibidos precisamente con aquellos lugares en los que más feliz he sido. Así que ir de nuevo a Cannes es un deseo y, en cierto modo, también una necesidad, un objetivo autoimpuesto que sé que me hará bien superar.

Este será, por muchas razones, un festival diferente. Nada que ver con los maratones cinéfilos a los que estoy acostumbrada. Pero sé que serán unos días divertidos (es el primer festival para mi madre... y para la perra), por el ambiente que se vive, la gente, los actores, la animación general que se respira. Así que, salvo imprevistos, para allá nos iremos las tres. En coche.

Cuando se lo he propuesto esta mañana a mi madre, lo primero que me ha dicho, después de sí, ha sido: "Uys, madre, como Thelma y Louise... A ver si no terminamos como ellas...". 

12 comentarios:

José Miguel Ridao dijo...

Os lo vais a pasar en grande, seguro. Te envidio todo lo sanamente de que soy capaz.

Teresa, la de la ventana dijo...

Jajaja... Gracias, Ridao. Estoy muy ilusionada, la verdad, ha pasado todo muy rápido en mi cabeza, como que lo he visto claro y ya. Lo cierto es que yo funciono así en muchos aspectos... Y me gusta. No soy de darle vueltas a las cosas. Lo hago, claro, pero en el fondo sé de sobra lo que pasará, lo que decidiré, porque ya lo he hecho. Mucho antes.

En fin, que como siempre, volveré para contarlo. O lo haré desde allí, según esté el tema wifi.

violetazul dijo...

Seguro que no acaban como ellas!! Y seguro también que también se lo van a pasar de lujo.
Me ha gustado mucho la fuerza que se desprende de tus letras, y la voluntad de no dejar que los recuerdos te veten los espacios. Tengo que recordar y poner en practica esta idea.
Gracias por tu comentario. Este pequeño tapiz esta todo hecho a mano. Próximamente foto del espacio ;)
Besos!!!

Teresa, la de la ventana dijo...

Pues sí, Violetazul, llevo meses pensando en si voy o no voy, con ganas y con miedo, con temor a pasarlo mal, a que el peso de los recuerdos sea tan grande que me hunda, y sin querer que me pueda el miedo al miedo. Y bueno, después de mucho tira y afloja, ha podido más el peso de los recuerdos, pero de los muchos y buenos que tengo. Y que no quiero que desaparezcan, sino que crezcan en número.

Ah, y bienvenida a mi ventana.

Di Vagando dijo...

Qué ilusión, Teresa, este viaje combina muchas cosas de lomás estimulante: ir al festival de Cannes,la aventura en coche, dos chicas... me has dado una idea, lo voy a hacer algún día. Necesito encontrar mi Louise... pq me pido Thelma, será la menos lista, pero se tira a Brad (y cómo se lo tira!)

Por cierto, no nos pongamos literales: yo creo q la peli termina muy bien, es uno de los finales redondos del cine.

Teresa, la de la ventana dijo...

Eso mismo pienso yo, Di. A mí es que me encanta Susan Sarandon, y, qué quieres que te diga, su novio tampoco estaba nada mal...

El final es estupendo, estoy contigo.

Me alegro un montón de volver a verte por aquí. Más de lo que te imaginas.

Victoria dijo...

Bien, que envidia me das por todo. Por la ilusión, por el viaje, por la compañía... En fin, te deseo que os lo paséis de maravilla y ya nos contarás en tus magníficos relatos que tal te ha ido. Un beso.

Teresa, la de la ventana dijo...

Claro, Victoria. Siempre que he ido a Cannes, lo he contado aquí. No tienes más que mirar en los archivos, en el mes de mayo. Pero esta vez, será diferente. Por muchos motivos.

Di Vagando rocks dijo...

Tendría que haber una forma por la que se supiera si hemos pasado por los blogs sin comentar.

Un abrazo, di

Melannie dijo...

Hola!!
Permiteme presentarme soy Melannie, administradora de un directorio de blogs, visité tu sitio y está genial, me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambas webs con más visitas.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a melannieagurto@gmail.com

Éxitos con tu blog.
Un Saludo
Melannie.

Miguel Baquero dijo...

Es toda una aventura, diferente a lo habitual, seguro que os lo vais a pasar fenomenal y que vendrás con mcuhas cosas que contarnos. Lo dicho, pásatelo bien en el Festival, estaré atento a la tele a ver si te veo entre el público... ;-)

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

¡Me encanta Lea! De lo de Cannes no te digo nada, pero...¡vaya!