domingo, 19 de junio de 2011

Canciones dedicadas (I): "La bohème", de Charles Aznavour

Abro una nueva sección de canciones, esta vez con mensaje y destinatario. La primera es ésta, un clásico de la Chanson Française por uno de los clásicos: Charles Aznavour. Lo que este hombre habrá visto con lo viejo que es y los años que le ha tocado vivir debe dar para escribir varios libros, y no precisamente aburridos (en el concierto de este video tenía ya, ojito, ochenta tacos). 

¿Y a quién se la dedico? Pues realmente no a una, sino a dos personas. Una seguramente va a terminar por pasar por aquí, y lo leerá, la otra, no. Y el que lo leerá, sonreirá a pesar de la tristeza de la pérdida del otro, su padre, porque es una canción que, seguro, escuchó muchas veces en el viejo pick up cuando era pequeño. Porque la música francesa, en aquella casa, siempre fue mucho más que simples canciones cantadas por gabachos.

Sí, nen. Es para ti. Y para el señor Vicente. Que en paz descanse.


4 comentarios:

Carmen dijo...

Yo prefiero la maravillosa "Qui" y la tierna "Hier encore", pero tratándose de Aznavour, es una elección obligada y muy bien hecha.

Vicent dijo...

Gracias.

JuanRa Diablo dijo...

Grande Aznavour. Esta canción siempre me emociona.

Mis padres tenían una cinta con sus éxitos y a fuerza de escucharlos, hoy es uno de mis cantantes favoritos.

Un saludo

Teresa, la de la ventana dijo...

Aznavour no es uno de mis cantantes franceses más explorados, aún tengo mucho que descubrir, Carmen, y eso me encanta.

No hay de qué, Vicent.

Para la gente de nuestra quinta (yo soy del 67) es parte de esa música de fondo, la que les gustaba a nuestros padres. Y tienes razón, JuanRaDiablo, tenemos esas canciones metidas en los tuétanos: yo me sé las letras de boleros de Machín o Nat King Cole a los que conscientemente nunca presté atención, pero que mi madre canturreaba constantemente, guisando o planchando. Son como el Padrenuestro, puedo recitarlos sin esfuerzo ninguno. Ah, y bienvenido a mi ventana.