sábado, 25 de junio de 2011

Soy de secano, qué se le va a hacer...

No soy nada piscinera, así que a pesar de tener a mi disposición una, no bajo. Me aburro mucho, no me gusta tomar el sol, apenas sé nadar, lo justo para no hundirme, y bañarme me da frío siempre, por mucho calor que haga. Los cotilleos de las vecinas se me escapan, puesto que no tengo niños, lo que me excluye del 80% de las conversaciones (colegios, notas, campamentos, deberes, niñeras...). Así que pasan los días y sigo sin estrenarme. Aunque me lo proponga, me da pereza y busco mil disculpas, hasta que al final termino por ponerme a arrancar hierbas, o a regar, y cuando quiero recordar lo único que me apetece es sacarme una limonada y unas patatas fritas a la mesa de la terraza, coger un libro y estendijarme en una butaca, con las piernas sobre otra. Mientras tanto, la perrilla juega y corretea detrás de un tomate cherry durante un buen rato, hasta que se lo come, se tumba a la sombra, yo la miro y me siento bastante cerca de la felicidad.

Y creo que ella, también.

11 comentarios:

Juanjo_ML dijo...

Nada es obligatorio, y lo tuyo también es un buen plan, disfrútalo :)

blog marlei dijo...

Con este calor, la jarrica de la foto tiene una pinta...

A gozarla¡¡¡

Teresa, la de la ventana dijo...

Eso hago, Juanjo, hace años que asumí que soy hija del secarral castellano-manchego. Y me va muy bien.

Pues sí, BlogMarlei. Este año he descubierto lo mucho que me gusta la limonada, tengo el té frío arrinconadito, pobre...

Peque dijo...

cada uno tiene que encontrar un plan que se adapte a lo más parecido al paraíso, ése es el tuyo, ¿para qué visitar el de otros?.
Enhorabuena por disfrutar

Jesús Miramón dijo...

Yo también soy de secano y no tengo especial aprecio a las piscinas, de hecho les tengo algo de manía, pero, eso sí, me encanta el mar, sobre todo si es el del norte.

Jamás había escuchado la palabra estendijarse, qué bien, me encanta aprender palabras nuevas. Eso sí, que sepas que según el DRAE está en desuso. Quién sabe, tal vez todos somos sin saberlo el reducto de algunas palabras.

Teresa, la de la ventana dijo...

Gracias, Peque.

El mar es otra cosa, Jesús, claro que sí. En cuanto a lo del estendijamiento, se ha usado desde que recuerdo en mi familia, y me temo que yo la usaré siempre, aunque esté en desuso para mí está muy viva y además es muy gráfica. Resume toda la galbana y la indolencia veraniega que le entra a una con esta calorina.

Babunita dijo...

Lea ¿a que es divertido es el verano? Yo ayer me bañé, a mi me encanta bañarme y luego ir a sacudirme el agua al lado de mamy...

Teresa, la de la ventana dijo...

Hoy toca peluquería otra vez, la pobre pasa mucho calor con esas lanas que tiene. Pero sí, le encanta el agua, meterse debajo de la manguera, o que la enchufe con el spray de remojar la ropa de planchar.

Carmen dijo...

¡Estendijarme!. Me encanta. ¿De dónde has sacado esa palabra??

Teresa, la de la ventana dijo...

Pues del vocabulario familiar de toda la vida, Carmen.

Babunita dijo...

Otra palabra estupenda que has utilizado y que mamy utiliza es galbana.