martes, 19 de julio de 2011

Diecinueve

Cansada del viaje, pero contenta. Todo ha ido como debía ir, como pasaba cuando él estaba cerca: todas las piezas del puzzle encajaban, la gente a su alrededor se relajaba de manera instantánea y todo se deslizaba de manera sencilla y natural. Es cierto que siempre estará en las personas que le conocieron y le quisieron. Que fueron muchas. Pero nadie se ha llevado tanto de él como yo. Quizás porque era imposible que le pudiera querer más de lo que yo le quise.

1 comentarios:

Jesús Miramón dijo...

¡Bien regresada! Si todo ha ido como debía ir todo está bien. Un beso.