jueves, 25 de agosto de 2011

No hay un E-bay de lo vivido donde deshacernos de lo que nos estorba, de lo que nos frena.


Como todo blog que se precie, tengo un contador de visitas. El que diga que no le interesa quien pasa por su casa, de dónde vienen y por qué han llegado hasta ahí, miente. Hace mucha ilusión saber el número exacto de gente que te lee cada día, o descubrir que alguien se conecta desde lugares remotos (o demasiado cercanos...) siempre te deja con la sensación rara de que, después de todo, lo que escribes se lee (algo que sabes desde el principio, claro está, pero de lo que en cierto modo nunca estás convencido del todo, hay demasiada magia en esto de dar a un botón y que tus delirios terminen siendo vistos en la otra punta del mundo por un extraño que, de otro modo, jamás hubiese sabido de ti). Yo, al menos, miro a menudo las estadísticas, y me gusta comprobar que no grito en el desierto. 

Sin embargo, los que se asoman a mi ventana, suelen hacerlo buscando precisamente eso. Una ventana. O a mí, directamente. Tengo cantidad de búsquedas tipo "Teresa ventana", "desde mi ventana teresa", "en mi ventana", "asomada a la ventana" y similares. Nada de frases delirantes, como las que otros blogueros entresacan y, de vez en cuando, publican para regocijo general en un post resumen de los caminos más disparatados para llegar a su página. 

Esta mañana, echando un vistazo como tantas otras veces, he visto que alguien ha llegado hasta aquí poniendo en Google una frase literal de uno de mis posts de hace tres años. La misma que da título a éste. Una frase que no sólo no recordaba haber escrito yo, sino que así, viéndola suelta, entre la lista de búsquedas, hasta me ha parecido brillante. Luego he comprobado que el visitante, antes de escribirla en el buscador palabra por palabra, exactamente igual a como la escribí yo, llevaba ya un buen rato buceando en los archivos. Y hoy ha vuelto. Es más, es posible que en este instante, mientras escribo sobre él (o ella), ande leyendo historias de mi vida de hace cuatro o cinco años. ¿Qué será lo que le habrá mantenido leyendo ayer buena parte de la mañana? ¿Por qué habrá vuelto hoy?

Así que si estás ahí, visitante de El Vendrell, manifiéstate, anda. A mí también me gustaría conocerte. Y tú llevas ventaja.

************************************************

Por cierto, otras búsquedas curiosas que se salen de las consabidas ventanas:
- Partes de la casa
- Cosas de la cocina
- No tengo Facebook
- Colocar el hueso de aguacate
- La felicidad es una buena caminata entre hermosas montañas desconocidas
- Pensando en la playa sola

9 comentarios:

El niño desgraciaíto dijo...

Pues a mí me salen cosas rarísimas y a veces divertidas. Es cierto que la mayor parte de las búsquedas son gente que realmente va buscando el blog, pero siempre hay sorpresas que te descolocan.

El otro día entró una visita buscando caca de mapache...

Teresa, la de la ventana dijo...

Sí, la gente cuenta cada búsqueda que te deja con la boca abierta.

Alice vio la luna... dijo...

Me gusta el nuevo look de tu blog. Queda muy moderno. A mi blog también llega la gente buscando en google cosas de lo más variopintas. Me has dado una idea: voy a echar un vistazo en las estadísticas.

Besitos,

Arancha

Teresa, la de la ventana dijo...

Bueno, sigo con los tonos azules, Arancha, pero creo que sí, que cambia bastante respecto al anterior.

Jesús Miramón dijo...

Yo leo los blogs en el Google Reader, no estoy seguro de que esas visitas aparezcan en los contadores. Únicamente entro en el blog cuando hago un comentario, como hoy (y descubro que has cambiado el diseño de la página, a mí también me gusta).

No dijo...

A mi siempre me entran por cosas de naúfragios...claro..;

Me encanta el diseño de tu blog.
¿lo has hecho a través de alguna plantilla de blogger?

Besi;)

Teresa, la de la ventana dijo...

Claro, Jesús, los del Reader no salen, pero esos ya nos conocemos... ;-)

Jajaja... Peñas, es que ese posts es de lo más completo que haya leído nunca al respecto. Y no es que haya leído mucho, pero vaya... En fin, creo que me estoy liando... :-)

La plantilla la cogí de esta página, No: http://btemplates.com/

No dijo...

La página esta muy bien Teresa, pero menudo follón llevo ahora....
¿tu la empezaste de cero? ¿cómo la cargaste en blogger?

Gracias por tu ayuda...;)

Toy folloso dijo...

No te fíes de la ubicación que da el contador. Yo he salido en todos los pueblos vecinos y casi nunca en el mío.
Y, oye, ¿cómo se hace para saber a través de que leyenda llega la gente al blog de uno?.
Dado el título del mío, creo que me voy a partir el ojete, directamente....