martes, 17 de enero de 2012

Peatona


Este año hará veinte que tengo el carnet de conducir. En todo este tiempo, sólo había tenido un percance al volante, al incorporarme en una carretera secundaria. Culpa mía. Hoy también he sido yo la causante del estropicio. Esta vez, al girar para meterme en una calle lateral, no ceder correctamente el paso, y estamparme contra el coche que venía en sentido opuesto a mi. No lo he visto. Pero sí he podido ver en cámara lenta el instante en el que ya, irremediablemente, me iba a dar contra la puerta del conductor. Aunque el airbag no ha saltado, el choque ha sido violento (mi velocidad sería de unos 40 kms/hora), y mi pobrecito C3 ha quedado hecho un cuadro. El señor del otro coche se ha abierto una buena brecha en la frente, por lo que hemos tenido todos los ingredientes del guiso: grúas, Samur y Policía Local. El susto ha sido grande, me han temblado las piernas hasta el momento de subirme a la grua camino del taller, pero la calma y el buen hacer de los policías y de los médicos del Samur se han agradecido de veras, y han hecho bastante más llevadero el mal trago. Me temo que me tocará estar sin coche una buena temporada, así que ya he bajado a inflar los neumáticos de la bicicleta. 

14 comentarios:

Ángela dijo...

No quiero ser agorera, pero eso tiene toda la pinta de ser un siniestro total. Bueno, lo importante es que estás bien. Cuando vayas con la bici, recuerda que la carrocería eres tú. Cuídate.

Teresa, la de la ventana dijo...

Ni idea, Angela. El del taller no me ha dicho nada, ni el de la grua. Pero ya veremos qué dice mañana el perito del seguro...

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Menos mal que sólo fue el susto...

el chico de la consuelo dijo...

Me alegro de que estés bien que es lo importante. Bueno y que el señor de la brecha no tenga mucho...
Los citroen están hechos de hojalata y son muy escandalosos...mai guaif ya lleva varias veces que deja su picasso un poco plegado!!!
Besos y animos.

Anónimo dijo...

Creo como Angela que te lo darán siniestro total, se por un amigo que el primer año te dan el valor total del coche nuevo, el tuyo tiene más de un año asi que como bien dices tendrás que esperar a ver al perito que opina, pero por lo que se ve dudo mucho que te lo arreglen, o te dan la pasta total o se irán al librito ese llamado Gamvam y que es por el que se rigen para valorar los coches usados los compraventas y las aseguradoras (a su entero beneficio, claro).

Lo importante es que tu estes bien.
Vicent.

Jesús Miramón dijo...

¡Vaya susto! Yo no lo veo tan mal como para que lo declaren siniestro total, además es un modelo muy nuevo. Ojalá te lo arreglen. Lo que me gusta es la lectura que haces al final mencionando la bicicleta, ese optimismo dice mucho de tu situación actual.

P.D: Yo pensaba que tenías un Volkswagen Escarabajo, ¿lo vendiste? A pesar de que yo también tengo un Citroen y me gustan mucho reconozco que la solidez de su chapa no es una de sus virtudes.

Teresa, la de la ventana dijo...

Susto y de los grandes, sí, Gonzalo. Más que nada por el otro señor y su herida...

Ni siquiera ha saltado el airbag, Chico, la verdad es que la pìnta del coche es espantosa. Pero me ha protegido, bastante bien, además.

A ver qué pasa, Vicent.

No tiene ni dos años, Jesús. Lo compramos después de vender el Escarabajo y el coche de Thierry. No tenía sentido conservar dos vehículos cuando yo me iba a quedar sola.

Alice vio la luna... dijo...

¡Vaya, Teresa! ¡Qué susto! Al menos vas a echar piernas...

Un besito,

David del Bass dijo...

Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

Paco Principiante dijo...

Pero bueno, Teresa, deja de soñar mientras conduces...

Afortunadamente, solo un susto.

Teresa, la de la ventana dijo...

Sí que da cosilla, sí. Yo sigo impresionada. El susto no me lo quita nadie.

Gracias, David. Y bienvenido.

No tengo ni idea de qué fue lo que me despistó, Paco. Pero estoy segura de que, a partir de ahora, voy a ir mucho más atenta.

Carmen dijo...

Jops! Vaya susto. Pero quedó ahí, menos mal.

Los duelistas (videoblog de libros) dijo...

recuperese pronto. Y con la bici ojo a los cruces que el choque puede ser aun peor

Toy folloso dijo...

Sé de que hablo y para nada es siniestro total.
Hay que poner unos cuantos plásticos nuevos y pintarlos; cuatro o cinco mil euros, más o menos.
Los airbags se disparan al chocar contra algo sólido, una pared, por ejemplo, o bien, otro vehículo circulando en sentido contrario. Una salida de carretera o un choque a baja velocidad, no suelen provocar el disparo de los airbags, cosa que encarecería la reparación en unos dos mil quinientos o tres mil euros más.
Recomendaría a todo el mundo tener un seguro a todo riesgo, con una franquicia superior a los trescientos euros, (a fin de abaratarlo), y en caso de accidente, jamás acudir a un taller sodomizado-recomendado por la aseguradora.
Problemas también en talleres que no reparen en menos de quince días.