miércoles, 1 de febrero de 2012

Echando las cortinas


No voy a cerrar el blog. Vaya por delante. Pero visto lo visto, sí que estoy ralentizando mucho el ritmo de escritura y publicación, y es evidente sin que yo le dedique un post al asunto. Ahora mismo ando dispersa y sin muchas ganas de escribir, ni de dar vueltas a las cosas, simplemente prefiero dedicarme a vivirlas, sin necesidad de destriparlas sobre el papel. Son fases. Cada momento pide una cosa, y éste a mí me pide parar un poco aquí. Y sin embargo, de repente tengo muchas ganas de dedicarle más tiempo y energías a mi blog de cocina, así que eso haré. Es lo bueno de ser libre para poder hacer lo que te apetece en cada momento. Y aquí puedo hacerlo.

Así que si alguien me busca, andaré por la cocina. Y en Twitter.

12 comentarios:

Mara dijo...

Esta bien, pero no abandones del todo...

Alice vio la luna... dijo...

Ven a vernos de vez en cuando...

(Voy a tener que darme de alta en Twitter)

Un beso,

El niño desgraciaíto dijo...

Bueno, por aquí seguiremos.

el chico de la consuelo dijo...

Hala la venga otra!!!! pues yo protesto todo esto lo hace el aplabrados que os esta volviendo unos frikis y unos anarquistas!!!

Prueba a marcharte a Irak como viveiro que parece que allí entra la inspiración y fomenta el regreso bloguero.

el chico de la consuelo dijo...

Hala la venga otra!!!! pues yo protesto todo esto lo hace el aplabrados que os esta volviendo unos frikis y unos anarquistas!!!

Prueba a marcharte a Irak como viveiro que parece que allí entra la inspiración y fomenta el regreso bloguero.

Paco Principiante dijo...

Tú decides, tú pones el ritmo (no son palabras mías, son tuyas).

Pero déjate ver
de cuando en vez...

Espero que tu hibernación no dure mucho.

No me dejes huerfanito, por lo menos visítame tú!!!

Teresa, la de la ventana dijo...

No, Mara, tranquila, al final siempre vuelvo. Menos a menudo, pero estaré. Por cierto, bienvenida.

Claro, Arancha. Que no escriba no significa que no me pase por casas ajenas...

Genial, Niño.

Qué tendrá que ver, Chico... Nada de presión, eh, que funciono fatal si me atosigan...

Ese es mi Paco: veo que mis enseñanzas sabias calaron hondo, pequeño saltamontes... :-P

el chico de la consuelo dijo...

vale, vale pero yo sigo protestando...
al final me tendré que enganchar a blogs de cocina lo estoy viendo.

el chico de la consuelo dijo...

vale, vale pero yo sigo protestando...
al final me tendré que enganchar a blogs de cocina lo estoy viendo.

Phaskyy dijo...

Tengo un problema con los blogs de cocina. Me gustan porque todo parece fácil y con unas pintas que ummm.. Pero intento no entrar. Me dan hambre y además no hago las recetas (por lo general) O sea, que sólo me sirve para engordar.
Pero bueno, Seguiré entrando en el tuyo. Si cojo muchos kilos, que sepas que te enviaré la factura de Corporación dermoestética.
Te lo has buscado.

Saludos

Itzi dijo...

Pues una pena que nos retires tus magnificas letras, una alegría para nuestros paladares, por otro lado :P
¿tuiter, eso qué es??
Seguro que no envicia ni ná.
Siempre fan,

Océanos de amor.

Carmen dijo...

Yo me seguiré pasando. Los blogs de cocina... no le tengo yo mucha afición, pero lo mismo hasta consigues convertirme en cocinera. Hasta pronto.