sábado, 18 de agosto de 2012

Sigo aquí

El mes de Agosto pasa lento, pero pasa, como todo termina pasando, lo bueno y lo malo. Esta vida mía de niña grande, con vacaciones escolares interminables, tiene ese "precio". Trabajando no me daba cuenta del verano, entre aires acondicionados y un mes fuera de casa cuando quería recordar ya todo había terminado. Pero este verano, ha sido como volver a los doce años. Y aunque tiene su aquel esta nueva adolescencia reencontrada, igual que entonces, estoy harta. Cansada, aburrida y deseando que empiecen las clases y viendo a la gente volver a su vida normal. 

La gente y yo misma. Volver a estudiar. A escribir. A correr. A cocinar con gusto. Reencontrarme con mis rutinas. Seguir estructurando mi vida, llenando huecos y comprobar que lo que va saliendo me gusta.

Mucho.

0 comentarios: