domingo, 3 de marzo de 2013

46


Cuando mi madre tenía cuarenta y seis años, los mismos que yo acabo de cumplir hace un minuto, yo tenía veintidós. Soy incapaz de imaginarme a mí ahora mismo con un vástago de esa edad, un adulto con la carrera casi terminada. Y sin embargo, podría haber sido. Pero no fue. No sé si será el hecho de haber asumido mi vida tal y como ha sido, o si mi deseo en el fondo era ese, y de alguna manera, reconduje las cosas por ese camino sin darme cuenta, pero ahora mismo me alegro infinito de no tener hijos. Y no porque no lo quisiera en su momento, que lo quise, y mucho. Pero igual de fuerte que fue en su día mi deseo de ser madre, las vueltas que dio mi vida me hizo dar gracias por terminar por no haberlo sido. Y no, ahora mismo, cuando mi existencia vuelve a ser algo estable y medianamente normal, sigo alegrándome infinito de no haberme reproducido. ¿Resignación inconsciente? Pudiera ser. 

Ya estoy más cerca de los cincuenta que de los cuarenta, y me parece increíble. Soy una mujer en plena sazón, vamos, lo que viene a ser una señora madura, y paradójicamente me siento como si acabase de rebasar la treintena, como no me sentí cuando la viví. Sé que es lo que siempre se dice, pero es tan cierto como que no he visto pasar los últimos veinte años. Quizás si tuviera un hijo que podría hacerme abuela ya, me sentiría de otra manera, pero tengo la sensación de que tengo quince años menos. Mi vida estudiantil también debe contribuir a esa sensación de soltería libre y de horizonte infinito ante mí. O quizás es cuestión de manera de ser, no lo sé. Lo cierto es que, por caminos retorcidos, he llegado a una autopista en la que me siento cómoda. Y aunque no sé dónde me llevaran mis cuarenta y seis años, iré donde me lleven mis pasos, donde haga falta. No tener nada que perder es lo que tiene. Te da libertad. Y la libertad, te da valentía. Muchísima.

11 comentarios:

Paco Principiante dijo...

...y que cumplas muchos más.

Rojo dijo...

Eres genial. Feliz cumple. Por cierto, quiero una fotocopia de tu dni porque NO ME CREO NADA de esa edad que dices.

Newland23 dijo...

¡Muchas feicidades! Hoy también uno de mis mejores amigos cumple 40, y en nada de tiempo yo también los cumpliré y sí, no tengo ni puñetera idea de cómo ha pasado. Y creeme, yo tengo un hijo y no tiene nada que ver en cómo lo veo y en cómo me siento, estaría igual de asombrado si él no existiera.

galletanas dijo...

Felicidades !! Como me gusta leerte !!

Alucinada me ha dejado con tus 46.

Siempre serás un espíritu joven.

Abrazos

Teresa A. dijo...

Ays... Jo. No sé qué decir, ante tanta cosa bonita. Sólo que muchas gracias, y que espero poder contarlo así de alegremente durante muchos más años.

Besos mil a todos.

phaskyy dijo...

Felicidades teresa.
En muchas cosas me siento muy identificada contigo. Yo tampoco me creo los años que tengo. Curiosamente me siento mejor ahora que cuando tenía 30. Y sentirse así es fenomenal!!. Ahora pasamos de muchas cosas que antes nos importaban mas de la cuenta.
Un besazo, y que cumplas muuuuchos massss

loqueleo dijo...

Muuuuuuuuchas felicidades
me alegro de haberte reencontrado
tras un año!!!!

Teresa A. dijo...

Gracias a todos. Espero que me felicitéis muchos años más. :-)

Anónimo dijo...

Felicidades, que cumplas muchos más.

Vicent.

Calamidad dijo...

Muchísimas felicidades, Teresa. Cuarenta y seis, guau. Cuarenta y seis besazos.

Ángela dijo...

Es una edad fantástica, tan fantástica como los años que tienes por venir. Ya tengo dos nietos y estoy encantada. Hacía bastantes años que quería ser abuela y por fin lo he conseguido. Bueno, me lo han conseguido, mejor dicho (aunque yo ha dado la tabarra cuanto he podido).
Te deseo muchas felicidades.